Ministerios Elohim

El Llamamiento

Regresar al Menu Principal          Regresar al Menu de Estudios          Ir a Estudio Siguiente>>


 

EL LLAMAMIENTO.

 

  1. ¿COMO LLAMA DIOS? DIOS LLAMA DE DIFERENTES MANERAS.

 

  1. Efesios 4:11 dice, "Jesús constituyó." Este pasaje dice "Dios puso." Dios pone los dones del ministerio en la Iglesia, no el hombre.

 

  1. A unos los llama personalmente o directamente. Mar 3:13-14 Y subió* al monte, llamó* a los que El quiso, y ellos vinieron a El. Y designó a doce, para que estuvieran con El y para enviarlos a predicar.

 

  1. A otros los llama sobrenaturalmente. EJ. PABLO. ECH. 9:3  Y sucedió que mientras viajaba, al acercarse a Damasco, de repente resplandeció en su derredor una luz del cielo; 4  y al caer a tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? 5  Y él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y El respondió: Yo soy Jesús a quien tú persigues; 6  levántate, entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer.

 

  1. A otros los llama a través de un proceso de preparación. EJ. TIMOTEO.

a.    Desde la niñez. 2Ti 3:15  y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden dar la sabiduría que lleva a la salvación mediante la fe en Cristo Jesús.

b.    Desde su juventud. HCH 16:1  Llegó también a Derbe y a Listra. Y estaba allí cierto discípulo llamado Timoteo, hijo de una mujer judía creyente, pero de padre griego.

c.    Discipulo de buen testimonio. HCH. 16:2  del cual hablaban elogiosamente los hermanos que estaban en Listra y en Iconio.

d.    Llamado al ministerio. HCH. 16:3  Pablo quiso que éste fuera con él, y lo tomó y lo circuncidó por causa de los judíos que había en aquellas regiones, porque todos sabían que su padre era griego.

e.    Confirmado por pablo: 1Ti 4:14  No descuides el don espiritual que está en ti, que te fue conferido por medio de la profecía con la imposición de manos del presbiterio.

 

  1. ¿A QUIEN LLAMA DIOS?

a. A los que  le aman profundamente.

b. A los que aman su palabra.                                                          

c.  A los que están dispuestos a sufrir por El. Luc. 14:26  Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre y madre, a su mujer e hijos, a sus hermanos y hermanas, y aun hasta su propia vida, no puede ser mi discípulo. 14:27  El que no carga su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo. 14:33  Así pues, cualquiera de vosotros que no renuncie a todas sus posesiones, no puede ser mi discípulo.

d. A los que  son fieles: 1Ti 1:12  Doy gracias a Cristo Jesús nuestro Señor, que me ha fortalecido, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio.

e. A los que el ve que van a ser íntegros.

f.   A los que el prepara (capacita) desde antes de traerlos a su conocimiento. “hubo una preparación en el mundo.

g.  A los que el predestino para cumplir una función especifica. Gal 1:15  Pero cuando Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre y me llamó por su gracia, tuvo a bien.

 

 

 

 

  1. ¿CUAL ES LE PROPOSITO DEL LLAMAMIENTO?

a.       Para la edificación del cuerpo de Cristo. EF. 4:12  a fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo.

b.    Servir a los santos. Heb 6:10  Porque Dios no es injusto como para olvidarse de vuestra obra y del amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido, y sirviendo aún, a los santos.

c.    Servir  las mesas. Hch. 6:2  Entonces los doce convocaron a la congregación de los discípulos, y dijeron: No es conveniente que nosotros descuidemos la palabra de Dios para servir mesas. 3  Por tanto, hermanos, escoged de entre vosotros siete hombres de buena reputación, llenos del Espíritu Santo  y de sabiduría, a quienes podamos encargar esta tarea.

d.    Delegar embajadores. 2Co 5:20  Por tanto, somos embajadores de Cristo, como si Dios rogara por medio de nosotros; en nombre de Cristo os rogamos: ¡Reconciliaos con Dios!

e.    Es de que Dios quiere tomar todos los miembros de nuestro cuerpo (oído, ojos, manos, pies) para usarlos en su reino.

f.     Dios quiere tener herramientas las cuales el quiere usar para su obra.

 

  1. CORRESPONDER AL LLAMAMIENTO: Para tener ministerio hay que corresponder al llamamiento.

a.    FILPENSES 2:13    Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.

b.    HCH. 26:19  Por consiguiente, oh rey Agripa, no fui desobediente a la visión celestial.

 

  1. LA PERSUACION. (LA SEGURIDAD, CONVICCION).

a.    FILIPENSES 1:6  Estando convencido precisamente de esto: que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús.

b.    2Ti 1:12  Por lo cual también sufro estas cosas, pero no me avergüenzo; porque yo sé en quién he creído, y estoy convencido de que es poderoso para guardar mi depósito hasta aquel día.

 

  1. LA RELACION CON EL QUE LLAMA. (COMUNION, ORACION).

a.    HCH. 6:4  Y nosotros nos entregaremos a la oración y al ministerio de la palabra.

b.    SALMO 25:14  Los secretos del Señor son para los que le temen, y El les dará a conocer su pacto.

c.    MARCOS 3:14  Y designó a doce, para que estuvieran con El y para enviarlos a predicar,

 

  1. LA CAPACITACION ESPIRITUAL, MORAL Y FISICA.  Cuando Dios llama a alguien lo capacita espiritualmente, moralmente y físicamente para trabajar en su obra.

 

a.    1Ti 4:12…sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.

b.    1Ti 4:15  Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos.

 

  1. EL CONOCIMIENTO DE LA DOCTRINA. Cuando alguien es llamado al ministerio, debe tener fundamentos doctrínales sólidos.

a.    1Ti 4:16  Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren. 

  1. LA ESTRUCTURA. (EL ORDEN.) Cuando alguien es llamado al ministerio de be conocer la estructura de la Iglesia. (La estructura es un fundamento con el cual se construye un edificio). Así como hay estructura en el cielo, también hay estructura en la tierra para gobernar la Iglesia. Todo el que vive y sirve a Dios, sin esta  estructura no conoce el orden en el que Dios quiere que se hagan todas las cosas, la Biblia dice que en la Iglesia todas las cosas son ordenadas. 1Co 14:40  Pero que todo se haga decentemente y con orden.

 

ESTRUCTURA EN LA IGLESIA.

a.      Efesios 4:11  Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros

b.      1Co 12:28  Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas.

 

  1. LA UNIDAD MINISTERIAL. No puede haber unidad ministerial si no se conoce el orden de la estructura establecida por Dios. Porque muchos están unidos en una ideología pero no en un mismo sentir espiritual.

a.    1Co 1:10  Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.

b.    Efe.4:2  con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, 4:3  solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; 4:4  un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; 4:5  un Señor, una fe, un bautismo, 4:6  un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.

 

  1. LA ORGANIZACION. La iglesia de Cristo no es una organización, es un organismo, pero es un organismo organizado  y como cuerpo de Cristo viviendo en el orden de Dios, debemos organizar todas nuestras cosas, porque la organización es parte de la estructura y el orden.

a.      Rom 12:4  Pues así como en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, 12:5  así nosotros, que somos muchos, somos un cuerpo en Cristo e individualmente miembros los unos de los otros. 12:6  Pero teniendo dones que difieren, según la gracia que nos ha sido dada, usémoslos: si el de profecía, úsese en proporción a la fe; 12:7  si el de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; 12:8  el que exhorta, en la exhortación; el que da, con liberalidad; el que dirige, con diligencia; el que muestra misericordia, con alegría.

 

  1. EQUIPO MINISTERIAL. No puede haber un equipo ministerial si no estamos en:

 

a.    En el mismo orden.

b.    La misma doctrina.

c.    En el mismo sentir.

d.    Con la misma visión.

e.    En la misma cobertura.

f.     Con el mismo entrenador.

g.    Las mismas estrategias.

h.    Con la misma participación activa.

 

  1. LA PARTICIPACION ACTIVA.

La participación activa no importa lo que le corresponda hacer a cada uno pero siempre con la intención de ver crecer el mismo edificio.

 

 

 

 

 

ATENTAMENTE.

 

 

 

_____________________________________________

DR. Y APOSTOL: GUILLERMO A. OLGUIN  SAUCEDO.

 


Regresar al Menu Principal          Regresar al Menu de Estudios          Ir a Estudio Siguiente>>


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=