Ministerios Elohim

Los Siervos del Reino

Regresar al Menu Principal          Regresar al Menu de Estudios          Ir a Estudio Siguiente>>


 

LOS SIERVOS DEL REINO

 

Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora,  el reino de los cielos sufre violencia,  y los violentos lo arrebatan. Mat. 11:12 

 

Todos, absolutamente todos los verdaderos cristianos, y que somos miembros del cuerpo de Cristo hemos sido trasladados del reino de las tinieblas al reino de la luz. Col.1.13.  El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas,  y trasladado al reino de su amado Hijo. El reino del amado hijo de Dios (El Señor Jesucristo) es el reino de la luz.  Jn.1:4 En él estaba la vida,  y la vida era la luz de los hombres.  Jn.1:9 Aquella luz verdadera,  que alumbra a todo hombre,  venía a este mundo. 

 

1 Pedro.2:9 Más vosotros sois linaje escogido. Esto es una raza especial (estirpe), diferente a todos los demás, una identidad diferente, real sacerdocio (el ministerio sacerdotal es el que intercede[PJ1]  por los demás, el sacerdote es el que guía, instruye, enseña, aconseja, dirige a la gente hacia Dios, y habla de parte de Dios, pero es un sacerdocio real dentro del reino de la luz), los siervos del reino que sirven (ministran) en una nación santa, en un pueblo adquirido por Dios, para que anuncien las virtudes (poderes) de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable, ¡que privilegio tan grande tenemos!

 

Todo esto que estamos viendo en este estudio, se ha repetido muchas veces en los lugares donde se ha predicado a Cristo y su evangelio, pero son muy pocos los que han entendido en realidad qué es ser un hijo de luz, en Efesios 5:6 dice: Nadie os engañe con palabras vanas,  porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia.  No seáis,  pues,  partícipes con ellos.  Porque en otro tiempo erais tinieblas,  mas ahora sois luz en el Señor;  andad como hijos de luz.

 

Vamos a concentrarnos  en meditar en estos textos Bíblicos para que nos explique la palabra de Dios sobre este tema tan importante.

 

2Co 4:6  Porque Dios,  que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz,  es el que resplandeció en nuestros corazones,  para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo. En la doctrina que el Espíritu Santo nos ha revelado (doctrina apostólica, la cual es la doctrina de Cristo), sabemos que los que sirven a Dios, tenemos la categoría de siervos[PJ2] [PJ3]  del Señor, un siervo es un esclavo, es un criado, es uno que siempre está en la disposición de recibir órdenes y de ser enseñado a hacer lo que su amo le dice o le pide. Y en los evangelios a este tipo de siervos se les conoce como obispos, obreros, embajadores, diáconos, maestros, evangelistas, pastores, profetas, apóstoles, (el presbiterio), ministros.  

 

Muchas iglesias (denominaciones), lo aplican a sus ministros, y los gradúan en algunos de estos títulos y calificativos, pero la Biblia también nos habla de muchos de estos que solo los autonombran, porque dice que hay.

 

1.    FALSOS APÓSTOLES

APOC. 2:2; 2Cor. 11:13-15 “Porque éstos son falsos apóstoles,  obreros fraudulentos,[PJ4]   que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es maravilla,  porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que,  no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia;  cuyo fin será conforme a sus obras”.

 

2.    FALSOS PROFETAS

2Ped. 2:1  Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo,  como habrá entre vosotros falsos maestros,  que introducirán encubiertamente herejías destructoras,  y aún negarán al Señor que los rescató,  atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Mat. 24:11  Y muchos falsos profetas se levantarán,  y engañarán a muchos.

 

 

 

 

 

3.    FALSOS PASTORES

Jn. 10: 12  Mas el asalariado,  y que no es el pastor,  de quien no son propias las ovejas,  ve venir al lobo y deja las ovejas y huye,  y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa.

 

4.    FALSOS MAESTROS

2Ti 4:3  Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos.

 

5.    FALSOS SACERDOTES

Jer. 2:8  Los sacerdotes no dijeron:   ¿Dónde está Jehová?  Y los que tenían la ley no me conocieron;  y los pastores se rebelaron contra mí,  y los profetas profetizaron en nombre de Baal,  y anduvieron tras lo que no aprovecha.

 

Y eso es lo que a mí  me hace ver y entender la importancia de este estudio, porque aquí estamos viendo cómo es tener el verdadero ministerio, cómo desarrollarlo, en dónde tenemos que demostrar que es verdadero nuestro servicio a Dios.

 

Los apóstoles del Cordero, no llamaron de afuera del reino a nadie para que viniera a servir, llamaron a los que estaban dentro del reino, la palabra fue: Hechos 6:3 Buscad,  pues,  hermanos,  de entre vosotros a siete varones de buen testimonio,  llenos del Espíritu Santo y de sabiduría,  a quienes encarguemos de este trabajo.  Es decir, busquen para atender las mesas de los santos a gente que está dentro del reino, de los que viven en luz y han destruido en ellos el reino de las tinieblas que les gobernaba, porque les resplandeció la luz de Dios en sus corazones, y entendieron y vieron la iluminación de la gloria de Dios, en la faz de Jesucristo.

 

Cuando los que se dicen ser siervos de Dios, sirven por todos lados, no tienen ubicación, muchas veces les sucede lo que dicen las escrituras, sin que ellos lo sepan o sin que se den cuenta, que la Biblia dice:

 

1.    Mat 7:6 “No le des lo santo a los perros, ni las perlas a los puercos”.

2.    Prov. 1:10. “Hijo mió si los pecadores te quisieran engañar, no consientas”.

3.    1 Tim. 5:22 “No impongas de ligero las manos sobre cualquiera, mantente puro”.

4.     2 Jn. 10. “Si alguno viene a vosotros y no trae esta doctrina no le recibáis en casa, ni le digáis bienvenido”.

5.    2 Cor. 6:14. “La luz nada tiene que ver con las tinieblas”.

6.    Mat. 6:24. “No se puede servir a dos señores”.

 

Los verdaderos siervos del reino, son los que no se enredan en las cosas del mundo. A fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado para militar dentro del reino de la luz. La Santa Biblia nos manda  servir primeramente a los santos, a los que están dentro del reino, y que no predican doctrina diferente (Heb. 6:10). Y debemos de saber, cuando estamos haciéndole una buena obra a los que están en tinieblas pero tenemos que demostrar que Dios está con nosotros y que nosotros estamos con Dios.

 

Los siervos del reino, debemos de estar concientes de que debemos de tener la dignidad de servir al pueblo que tiene dignidad. Un pueblo (nación), completamente diferente, diferente lenguaje, diferente nacionalidad, diferente cultura, diferentes hábitos, con diferentes costumbres, con una identidad diferente, la gente que nos rodea debe darse cuenta de la diferencia que hay en nosotros, de lo que somos y como somos, pues ellos viven en tinieblas y nosotros en luz.

 

Es algo muy importante el poder entender el gran potencial que hay en los hijos de luz, son muchas etapas que un hijo de luz tiene que experimentar, desde oír la palabra de Dios, creer en Cristo, confesar sus pecados, arrepentimiento del pecado, bautismo en agua, congregarse, leer su Biblia, ofrecer culto a Dios, convertirse al Señor, el poder del Espíritu Santo, recibir el bautismo del Espíritu Santo, ser engendrado por Dios, tener nuevo nacimiento espiritual, buscar y procurar la consagración, y cuando nos vemos que fuimos trasladados del reino de las tinieblas al reino de la luz, entonces es cuando vamos entendiendo lo que es la santidad.

 

Entonces también entendemos que es nuestra nueva identidad, cultura, nación, nuestra nueva naturaleza divina, el poder de Dios en nosotros, las virtudes de Dios, que nos hacen ver que ahora tenemos propiedad, herencias y derechos que Dios mismo nos lo ha dado. El cristianismo muchos lo han confundido, de tal manera que piensan que es solo  creer en Cristo, leer la Biblia y ser miembro de cualquier iglesia, donde así se cree, pero esto no es así. Ahora se cree, que todos los que confiesan a Cristo como su Salvador, ya son parte del cuerpo de Cristo, y se ponen de acuerdo para oír predicadores, músicos, y cantores que también se dicen ser miembros del cuerpo de Cristo, pero no le ponen mucho interés al verdadero reino de la luz,  que nos hace vivir con otra identidad, la cual proviene del cielo.

 

Por eso se necesitan ministros, siervos del reino de la luz, que han entendido que la verdadera doctrina de Cristo, nos hace ver las cosas completamente diferentes, por ejemplo:

 

  1. La estructura ministerial de la iglesia (cinco ministerios).
  2. El orden de la iglesia.
  3. El gobierno teocrático.
  4. Los dones del Espíritu.
  5. La sana doctrina.
  6. Los tres bautismos.
  7. La santidad.
  8. El orden del culto a Dios (canto, danza, júbilo, alabanza)
  9. La adoración a Dios.
  10. La señal de autoridad.
  11. El noviazgo.
  12. El celo de la doctrina (no la mezclamos con otras)
  13. La ministracion del alma.

 

Todo esto nos hace sufrir un poco, porque nos vituperan, y nos creen absurdos. Y de acuerdo a la madurez espiritual que tenemos, sabemos que el espíritu de muchos ha sido salvo, aunque están en doctrinas erradas, pero los primeros rudimentos de la doctrina les dan la salvación, pero no salvan el alma (su corazón, sus sentimientos, sus ambiciones y sus anhelos). La mayoría de los que no conocen la doctrina apostólica, tienen sus deseos en el mundo, y mezclan lo santo con lo profano y sirven a dos señores, y mezclan la luz con las tinieblas, y la escritura dice: Que el que se hace amigo (amistad) del mundo, se constituye en enemigo de Dios.

 

Ministros de fuego (luz), ministros siervos del reino, 1 Jn.1:6. Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad, 1Jn 1:7  Pero si andamos en luz,  como él está en luz,  tenemos comunión unos con otros,  y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado”.

 

Una cosa es pecar en el reino de las tinieblas  y otra cosa es pecar dentro del reino de la luz. La voluntad de Dios, es que ya no pequemos, pero hay pecado que no queremos cometer, y sin embargo lo cometemos. Por esto tenemos nuestra ciudad de refugio; 1 Jn. 2.1.  Si alguno hubiere pecado abogado tiene para con el Padre a Jesucristo el justo, y la sangre de Cristo nos limpia de todo pecado. Quizá alguno me pueda decir, entonces podemos pecar dentro del reino de la luz, no es así. La Biblia dice: que el que no hace la voluntad de Dios comete pecado, el texto dice: Santiago. 4:17  Y al que sabe hacer lo bueno,  y no lo hace,  le es pecado”. Esto es una de las cosas bonitas que tiene la doctrina apostólica, pues nos enseña a tener equilibrio, no estamos de acuerdo a pecar.

 

  1. Gál. 6:7 “Por que Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare,  eso también segará”.
  2. Heb. 12:6  Porque el Señor al que ama,  disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo”.
  3. 1Jn 3:8  “El que practica el pecado es del diablo;  porque el diablo peca desde el principio.  Para esto apareció el Hijo de Dios,  para deshacer las obras del diablo”.
  4. 1Jn 3:9. “Todo aquel que es nacido de Dios,  no practica el pecado,  porque la simiente de Dios permanece en él;  y no puede pecar,  porque es nacido de Dios”.

 

Cómo debemos ser, cómo debemos de vivir, aquellos que servimos a Dios en el reino de la luz. Los siervos del reino, esto será  glorioso cuando los que ministran dentro del reino y al pueblo del reino, el Espíritu Santo los mueva y los enseñe como Dios quiere que se haga ese servicio.

 

Si la iglesia es santa, pura, limpia y sin mancha ¿Cómo deben de ser los siervos de la iglesia? Deben ser sin arruga, las arrugas son tipo de la vejez, de cosas viejas, así que los ministros del reino, deben ser renovados, transformados, regenerados, restaurados, que saben enseñar.

 

¿Cómo se dejan las cosas que quedan atrás? prosiguiendo hacia delante. Los siervos del reino de la luz que no quieren nada con las tinieblas, y solo quieren saber de las cosas de arriba y cómo agradar a su Señor.

 

Col.3:1-3 “Por que resucitaran con Cristo y buscaran las cosas de arriba donde está Cristo sentado a la diestra de Dios”.

 

Rom. 14:17  “Porque el reino de Dios no es comida ni bebida,  sino justicia,  paz y gozo en el Espíritu Santo. Porque el reino de Dios, no consiste en la abundancia de los bienes que se posee.

 

CONCLUCION:

 

El reino de Dios no es comida ni bebida, sino poder de Dios.

 

Hay un potencial que el Dios del reino de la luz, ha delegado a todos los miembros del reino, pero muy especialmente a los siervos los que sirven en el reino, potencial que todos los que tenemos el privilegio de servir a los santos del reino y dentro del reino de los cielos, debemos de hacerlo con dignidad, porque no se puede decir, Señor al Señor sino con Espíritu Santo, y muchos se atreven a usar el nombre de Cristo, sin respeto a ese nombre, sin dignidad, sin temor de Dios, sin vivir en santidad y de esa manera, antes de que Dios de respaldo, le molesta que no se tenga entendimiento.

 

Los siervos del reino, se conocen porque siempre procuran agradar a Dios y hacer su santa voluntad, y no quieren hacer su propia voluntad, no se salen de los lineamientos de la doctrina, de la estructura y del orden establecido en las sagradas escrituras.

 

La iglesia y nuestra familia, están necesitadas de esta calidad ministerial dentro del reino de Dios.

 

Ya no queremos más y más de lo mismo, en esta iglesia deseamos ver la gloria de Dios todo el tiempo, a toda hora y todos los días.

 

A todos los que vivimos dentro del reino se nos permite, gracia sobre gracia, victoria sobre victoria y gloria sobre gloria.

 

Los siervos que no vivan con esas experiencias, deben examinar sus vidas, en que condiciones espirituales y morales están delante del que les ha llamado a servir.

 

 

 

Sinceramente:

 

 

 

_______________________________

Dr. y Apóstol Guillermo A. Olguín S.


 [PJ1]INTERCEDER: entuncano (G1793) , primariamente encontrarse con, a fin de conversar; luego, hacer petición y, especialmente, interceder, rogar a alguien, bien a favor o en contra de otros.

Heb 7:25  Por lo cual El también es poderoso para salvar para siempre a los que por medio de El se acercan a Dios, puesto que vive perpetuamente para interceder por ellos.

 [PJ2]Etapa donde aprende a obedecer. (El siervo Mateo 8:9. Tiene delegaciones de parte de Dios, pero solamente cumple sus órdenes, Lucas 17:10).

 [PJ3]Promesa para los siervos:

Ninguna arma forjada contra ti prosperará,  y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio.  Esta es la herencia de los siervos de Jehová,  y su salvación de mí vendrá,  dijo Jehová. Isaías 54:17

 

 

 [PJ4]FRAUDE.  Acción contraria a la verdad y a la rectitud, que perjudica a la persona contra quien se comete.

FRAUDULENTO. Engañoso, falaz.


Regresar al Menu Principal          Regresar al Menu de Estudios          Ir a Estudio Siguiente>>


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=