Ministerios Elohim

El Caracter del Ministro

Regresar al Menu Principal          Regresar al Menu de Estudios          Ir a Estudio Siguiente>>


 

EL CARÁCTER DEL MINISTRO

 

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía,  sino de poder,  de amor y de dominio propio”. 2Ti 1:7 

 

INTRODUCCION.

 

La palabra carácter, en el idioma latín es (characterem), y en plural, caracteres, es el conjunto de cualidades, psíquicas y afectivas que condicionan la conducta de cada individuo (persona) que lo distingue de los demás.

 

Es una individualidad moral, espiritualmente definida por la energía de la voluntad. El carácter demuestra la condición privada de la persona. Es una genética particular transmisible según las leyes de la herencia.

 

La Santa Biblia dice que así como trajimos la imagen del primer Adán, (caído, y de carácter negativo), así también traeremos la imagen del postrer Adán, el cual es Cristo.

 

El carácter de Cristo, era positivo, fuerte, valiente, templado, equilibrado, de buenas cualidades morales, sincero, honesto, amistoso, inteligente, amable, creativo.

 

TEMA

Es muy común que en este mundo, a la gente se le juzgue primero por su físico, por su manera de vestir, y por su apariencia externa. Pero se le conoce su carácter hasta que tenemos un trato con esa persona, un acercamiento, amistad o conocimiento de la misma.

 

La personalidad de una persona se refleja en el carácter, es por eso que muchos pensamos que han recibido de parte de Dios algún ministerio,  pero no pueden tener ética, ni pueden superarse, por que su carácter no se los permite, solo se traicionan, como dice la escritura, engañoso es el corazón mas que todas las cosas ¿Quién lo conocerá? Muchas personas creen que la disciplina que deben obedecer para superarse los tiene esclavizados, y por eso todo les sale mal, todo les impacienta y les desespera, y casi nada lo disfrutan por que ellos mismos, se han atado, a esas herencias, o a consentirse así como son, casi no armonizan con nadie, por que nunca están de acuerdo a como son los demás.

 

Existe una contradicción en este tipo de personas, ellos no aceptan los caracteres de los demás, pero ellos tienen cosas peores y si se aceptan como son. Esto es lo que el Señor Jesucristo le quería revelar al apóstol Pablo, por que me persigues, dura cosa te es dar coses contra el aguijón, le quiso decir tu mismo te estas destruyendo, por  no conocerte y por no saber lo que estas haciendo.

 

HAY DOS TIPOS DE ATRIBUCIONES.

Atribuciones personales internas y atribuciones ambientales externas; por eso muchas veces no entran de acuerdo a la conducta y errores de los demás, pero no alcanzaron a ver, que muchas veces están peor, pero es por que dentro del carácter, hay una autoestima que se convierte en soberbia y que no nos deja ver la realidad.

 

De esto se origina el que no le aprendamos a la mayor parte de la gente, ni ellos nos aprendan a nosotros, y de esto se aprovechan los demonios, para que no tengamos armonía, unidad, respeto, amor, honestidad, libertad, justicia, humildad, verdad, sencillez, paz y felicidad;  pues estos son valores humanos que se originan de la vida espiritual, moral y física, estas cualidades  deben existir en nosotros mismos, sobre todo que somos gente escogida por Dios, de otra manera nos castigamos al ir en contra de ellas. Deben ser el eje central de nuestra vida, para caracterizarnos y distinguirnos de los demás, el que busca superación personal nunca se detiene, siempre piensa en ser mejor, y piensa en cosas grandes. Y quiere crecer diariamente, y la persona espiritual, debe saber que para lograr esa superación se necesita investigar, descubrir, examinar, y para esto el Espíritu Santo inspiro a los santos hombres de Dios, para que escribieran la Santa Biblia, y Dios promete hacer prosperar a todo aquel que la lee, la investiga, medita en ella, la estudia de día y de noche, a los que no investigan les sucede lo que le paso a una señora que pago su viaje en un crucero, pero antes de subirse al barco, compro cacahuates, galletas, refrescos, y dijo por si me da hambre ya tengo que comer, y paso una semana en el crucero, viendo comer en el restaurante a toda la gente que viajaba, cuando un día ya no aguanto el hambre y pidió lo mejor que habían cocinado en ese día, cuando ella pidió la cuenta para pagar le contestaron y le dijeron señora no tiene que pagar nada, por que cuando usted compro y pago el viaje, incluyo sus alimentos. Como vemos, la señora estaba viajando, sin saber que sus alimentos ya estaban pagados, así les pasa a muchos, viven en este mundo, pero no investigan como se debe de vivir y por eso aumentan sus sufrimientos, así están todos los que son dominados por sus caracteres y no investigan como son para saber lo que tienen y desecharlo o controlarlo, con dominio propio.

 

Es necesario tener carácter, por que las personas que no tienen carácter no triunfan, no se sobreponen a la adversidad, las personas de carácter, son positivas, son honestos, son justos, verdaderos, con amor, con mansedumbre.

 

La persistencia es la que distingue a la persona de carácter.

 

Es bueno saber, que para todo buen propósito la vida comienza. A mi me domino muchos años mi mal carácter, cuando yo lo descubrí, le pedí al Señor que cambiara mi mal carácter, y el Señor me dijo que dominara mi mal carácter, lo aprendí y he venido trabajando sin descansar, eso me esta dando la bendición de disfrutar los frutos del Espíritu, del amor, del gozo, de la paz, de la paciencia, de la fe, de la mansedumbre, de la humildad, de la templanza, de la bondad, por eso si usted quiere dominar el mal carácter y ser gente de carácter positivo para lograr grandes cosas, debe de establecer patrones espirituales (prioridades) y patrones mentales, como verdaderos siervos de Dios; todos los grandes hombres filósofos, escritores, apóstoles, profetas, que han logrado grandes cosas, lo lograron por ser valientes, esforzados y dominándose a ellos mismos.

 

Un verdadero siervo o sierva del Señor,  para que logre una mejor calidad de vida, superarse en todo, ser mejor cada día, debe ser constante, permanente, fiel, debe tener una fe que active.

 

Su mentalidad debe ser hacia la perfección, hacia la excelencia, se organiza, se disciplina, mantiene su decisión, esta seguro y sabe hacia donde va, y lo que busca, investiga y descubre cuales son los valores humanos, y los derechos que Dios le da, el poderío que el Espíritu Santo le otorga, se hace honesto con el mismo, humilde, censillo, tolerante, equilibrado, sincero consigo mismo, se dedica a conocer sus actitudes, por que las actitudes guían las conductas, Las actitudes reflejan la personalidad y las conductas reflejan el carácter.

 

CONCLUSION. 

Después de conocernos a nosotros mismos, de disponernos a reconocer nuestros errores, y tener un auto control y de saber que debemos ser personas de carácter positivo.

 

 

Vamos a ver, como se desarrolla el carácter  positivo que nos conduce a ser ganadores de batallas.

1.       Piense como un hombre de acción y actué como una persona de ideas.

2.      lleve a cabo evoluciones constantes, hágase un examen y note los síntomas y vea el resultado.

3.      Acepte la realidad de lo que usted es y va descubriendo.

4.      Acepte a los demás como son, no los menosprecie.

5.      Evalué su conducta, no se justifique.

6.      Desarrolle confianza en si mismo y en sus especialidades.

7.      Respete las habilidades de los demás.

8.      No participe en chismes ni en cosas negativas

9.      Preste atención cuando los demás hablen contra sus impulsos.

10.   Aprecie su ser físico, no acepte complejo de inferioridad.

11.    Recuerde que todo problema tiene solución.

12.   Dedique tiempo a todo lo que construye el crecimiento espiritual y moral.

13.   Elimine de su mente los pensamientos sucios y maliciosos.

14.   La vida Dios la da, disfrútala.

15.   Siempre hay una segunda oportunidad, aprovéchala, hay cosas mejores esperándote, gánalas.

16.   Se honesto y aprecia la honestidad.

17.   Aprende a aceptar tus errores y a vencerlos.

18.   Se comunicativo y exprésate.

19.   No dejes que tu corazón gobierne tu mente.

20.  Acepta los retos, fórmate metas espirituales.

21.   No dependas de otros, valórate a ti mismo y habla con tu creador.

22.  No te excuses, no te quejes, aprende a hacerle frente a la vida tu mismo.

23.  Se amable con los demás, y respetuoso, eso harán contigo, busca la paz y síguela.

24.  Recuerda que no eres indispensable ni eres el mejor, siempre hay mejores que tu.

25.  Ten cuidado con los halagos,  recuerda que tú sabes lo que eres, ni te darán mas, ni te quitaran lo que tienes.

26.  recuerda que no eres un perdedor.

27.  Se siempre positivo y habla siempre con positivos.

 

Dios te bendiga y te veremos dando fruto

 

 

 

 

A T E N T A M E N T E.

 

 

 

GUILLERMO A. OLGUIN SAUCEDO.

APOSTOL.


Regresar al Menu Principal          Regresar al Menu de Estudios          Ir a Estudio Siguiente>>


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=