Ministerios Elohim

Homiletica

Regresar al Menu Principal          Regresar al Menu de Estudios          Ir a Estudio Siguiente>>


 

 

 

HOMILETICA           

 

TEXTO: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de que avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad”. (2 Timoteo 2:15)

                          

INTRODUCCION:

DEFINICION: La homilética es la ciencia y el arte de la preparación y presentación de un sermón.

 

La palabra  homilética viene de los términos griegos y latinos: HOMILIA: platica, discurso, y de ETHIKOS: moral, esto es una platica o discurso moral. Normalmente se utiliza en el sentido religioso o sagrado. Es una palabra empleada en los institutos y seminarios para definir el conjunto de reglas técnicas que rigen la predicación cristiana; que explican como diseñar un bosquejo o preparar un sermón.

 

DESARROLLO:

Si la homilética es entonces la preparación de un sermón, significa que debemos ser diligentes,  primero en prepararnos a nosotros mismos y segundo en trazar la palabra. (2 Timoteo 2:15).

 

DEFINICIÓN DE SERMÓN: es un mensaje bíblico formado por la oración y el diligente estudio, que se predica en el poder del Espíritu Santo, y que lleva como objetivo, la salvación del hombre, su regeneración, santificación, perfección y llevarlo a través de la palabra ungida (dada por lo verdaderos ministros) a la formación de la imagen del hijo de Dios.

 

EL CARÁCTER DEL SERMON: dijimos que es un mensaje bíblico, en (2ª. De Timoteo 4:2). El apóstol Pablo le dice a Timoteo que predique la palabra, que inste a tiempo y fuera de tiempo; que redarguya, reprenda, exhorte con paciencia y doctrina. Le exhorta a que predique, (no le dice que hable sobre política), el carácter del sermón tiene que ser bíblico netamente, (romanos 10:14). Ciertamente algunos temas o anécdotas pueden contribuir como ilustraciones, pero el predicador, lo que debe entregar es la palabra de Dios, (hechos 18:5).

 

LA BASE DEL SERMON: Todo sermón se forma en la oración. Ejemplo: en (Jeremías 23:21-22). El Señor dice:(No envié yo aquellos profetas, pero ellos corrían; Yo no les hable, mas ellos profetizaban. Pero Si ellos hubieran estado en mi secreto, (oración)  habrían hecho oír mis palabras a mi pueblo, y lo habrían hecho volver de su mal camino, y de la maldad de sus obras).

 

LAS PARTES DE UN SERMON:

 

1.- TEXTO: Entendemos que se refiere a la porción bíblica del sermón, de modo; que pude ser un solo versículo o hasta puede comprender todo un capitulo.

 

¿Para que es el texto?

 

  • Para que nuestro sermón tenga autoridad.
  • Para que contribuya al crecimiento de los hermanos.
  • Para motivar a la congregación a estudiar, a obedecer y amar la palabra de Dios.
  • Para que el predicador no divague.

 

¿Cómo escoger el texto?

 

  • Discernir la necesidad de la congregación.
  • Orando para que el Señor nos guíe con su Espíritu Santo.
  • Siguiendo el tema general de una serie de mensajes.
  • De acuerdo a la ocasión                                                                                                          

 

2.- TEMA: Es la idea central del texto, es decir, es el asunto que trata el texto.

 

·         Debe ser claro para todos.

·         Debe tratar una verdad espiritual.

·         Debe ser específico.

                  Ejemplos: ‘’El arrepentimiento que restaura’’   Salmos 51.

                                   ‘’La armadura de Dios’’                    Efesios 6:10.

 

3.- EL TITULO: Es la idea central del tema.

 

·         Debe ser exacto, no demasiado global.

·         Debe ser adecuado para usarse en público.

·         Debe ser interesante, es decir, actual.

·         Debe usar palabras claves.

 

Métodos para usar palabras claves:

 

a)    Usando una palabra  fuerte, ejemplo: El desafío de ser padre.

b)    Usando una pregunta, ejemplo: ¿me amas?, ¿Qué debo hacer para ser salvo?

c)    Usando un mandamiento, ejemplo: ‘’ama a tu prójimo’’ o ‘’ve y haz tu lo mismo’’

 

 

4.- INTRODUCCION: Puede ser la parte más importante de su mensaje, ya que si no consigue la atención de sus oyentes en este periodo inicial, de seguro que prestaran poca atención a la parte restante del mensaje.

 

La introducción, a menudo, toma la forma de una versión condensada de su tema. Usted dice a sus oyentes brevemente lo que tiene la intención de predicar y el área que pretende cubrir. De esa forma se esfuerza en abrirles el apetito y  desearan escucharlo con más ahínco.

 

CUALIDADES DE UNA BUENA INTRODUCCION:

 

  • Modesta. ¡No prometa más de lo que pueda dar! ¡no decepcione!
  • Breve. Recuerde, esto es solo la introducción. Hay quienes dicen:(solo me quede en la introducción) y el tiempo ya termino.
  • Apropiada. Debe tener una relación obvia con el tema a tratar.

 

 

5.- PROPOSITO GENERAL:

 

  • PROPÓSITO EVANGELISTICO:

 

a)   tiene como fin, persuadir a los perdidos a recibir a Jesucristo como su único y suficiente

Salvador personal.

b)    declara el hecho de la condición perdida del hombre natural.

c)    Proclama los hechos verídicos de la obra redentora de Cristo, e interpreta sus significados.

d)    Proclama cuales son las condiciones, con las cuales el hombre obtiene los beneficios de la obra redentora y perfecta del salvador. (Hechos 20:20-21).

 

 

           

  • PROPÓSITO DOCTRNAL:

 

a)      este es didáctico, o sea el de instruir a los creyentes, haciéndoles ver el significado de las grandes verdades de la fe cristiana, e indicando como estas tiene aplicación practica a la vida diaria.

b)      Debe ser positiva, debe hacer hincapié en la verdad y no en el error.

c)      Debe ser práctica, tendiendo una relación clara con las necesidades espirituales de la iglesia a la cual se enseña.

d)      Debe tener sencillez, tanto en el vocabulario como en su elaboración.

     

  • PROPÓSITO DE ALIENTO: Es para fortalecer al los hermanos en medio de las pruebas y crisis de su vida espiritual.

 

  • PROPÓSITO DE DEVOCION: Sirve para identificar  en los hijos de Dios el sentimiento de una amorosa devoción para con Dios.

 

6.- LA CONCLUSION: Es el clímax del tema y la ampliación de nuestro propósito específico. Toda predicación en enseñanza efectiva de la Biblia debe tener una conclusión.

 

¿Cómo hay que concluir? Como el Espíritu Santo le guíe. Pero aquí hay algunas sugerencias.

      

 

  • Recapitulando los pensamientos (divisiones principales del tema)
  • Usando una buena ilustración.
  • Con una ferviente oración.
  • Explicándoles nuestro tema, y dándoles una aplicación practica.

 

 

LA HOMILETICA Y LA ORATORIA.

 

La homilética: enseña a preparar el mensaje. A elegir, a razonar y estructurar los argumentos del sermón organizándolos de tal manera que resulten convincentes y se hagan comprensibles a nuestros oyentes.

 

La oratoria enseña a presentarlo, a utilizar nuestra imagen y nuestras expresiones con eficacia ante los oyentes (la presencia física, el tono de voz, los gestos y ademanes), con tal habilidad y fuerza que el que escucha se sienta atraído, se conmueva y se persuada de lo que estamos diciendo.

 

Ø  Para garantizar y asegurar la calidad del contenido están la hermenéutica y la exégesis.

Ø  Para enseñarnos a forjar la estructura  y a mejorar la calidad de presentación tenemos la homilética y la oratoria.

                       

La oratoria: Define la habilidad, técnica o arte, de hablar bien en publico, expresándose de forma convincente delante de un auditorio, guarda una relación directa con otros tres vocablos, que definen y expresan sus cualidades o ingredientes fundamentales: retórica, elocuencia y dialéctica.

 

LA RETORICA. Es el arte de hablar y escribir bien usando el lenguaje con habilidad y eficacia, con el propósito de persuadir y deleitar al que nos escucha. Consiste en saber emplear cuando queremos comunicar o decir algo – El vocablo adecuado dándole el uso correcto, en el momento mas oportuno.- En la edad media, la retórica junto con la gramática y la dialéctica, eran los tres pilares del estudio de las humanidades.

 

 

 

LA ELOCUENCIA: Es la capacidad que tiene una persona para conmover y persuadir a los demás. Bien  sea mediante palabras, gestos, u otras acciones con los que da a entender lo que desea comunicar. El tono de la voz, la expresión, el gesto, la mirada forman parte de la elocuencia, puede ser muy elocuente sin necesidad de emplear retórica, un ejemplo seria: ´´no abrió la boca, pero con la elocuencia de su mirada lo dijo todo´´.

 

LA DIALECTICA: Es una parte de la filosofía que estudia las leyes del razonamiento: los modos y formas de presentar los argumentos ante los demás de manera convincente, con lógica y soltura, al objeto de persuadirlos. Una persona puede no estar muy dotado para la retórica  no ser demasiado elocuente, pero ser un verdadero maestro en dialéctica. Podemos afirmar de alguien: ´´ no se expreso demasiado bien, no fue muy elocuente… pero su argumentación resulto aplastante´´.

 

La dialéctica sin retórica y sin elocuencia, aburre. La retórica sin dialéctica y sin elocuencia, no comunica. La elocuencia sin retórica y sin dialéctica, esta vacía de contenido. Un buen orador es la combinación correcta y equilibrada de estas tres cualidades.

 

 

CONSEJOS A LOS PREDICADORES:

 

1.- Sube a la plataforma bien preparado.

 

2.- Empieza con calma.

 

3.- Prosigue de un modo sencillo.

 

4.- Evita la monotonía.

 

5.- No emplees sarcasmos, ni otras expresiones maliciosas.

 

6.- No ataques a la congregación como un enemigo.

 

7.- Pórtate con el decoro debido.

 

8.- No provoques mucha risa haciéndote payaso.

 

9.- No te alabes a ti mismo.

 

10.- No canses a los oyentes con discursos demasiados largos.

 

11.- Fija tus ojos en los oyentes, no los claves en el techo o en el suelo, mucho menos los cierres

       (Te puedes caer de la plataforma)

 

12.- Adapta el gesto a las palabras.

 

13.- No hagas gestos ridículos.

 

14.- No pongas las manos en los costados, ni el los bolsillos del pantalón.

 

15.- No juegues con el botón de tu traje, camisa o con tu corbata.

 

16.- Antes de subir a la plataforma, con mucho cuidado haga un chequeo de su vestimenta: Todos   los botones abrochados, la corbata en su lugar correcto, el cierre perfectamente cerrado, el pantalón derecho, el pelo en orden, etc. Entonces pase con libertad.

 

17.-Cuando vayas a concluir no digas pronto acabare, sino finaliza ya.

 

 

 

 

CONCLUSION:

 

Ø  Finalizamos haciendo notar la importancia de preparar bien el mensaje.

 

Ø  Pero sabiendo de antemano que no puede darse lo que no se tiene, o sea que primero nosotros         como vasos necesitamos estar en óptimas condiciones espirituales, para ser buenos canales por donde pase el agua viva y no sea adulterada.

 

Ø  Reconociendo también que el Espíritu Santo, es quien inspira y da la unción para que el mensaje sea de edificación y bendición, y sin su ayuda e intervención, todo seria un acto de mero humanismo.

 

Ø  Recuerde las palabras del Señor: ‘’ Los labios del sacerdote han de guardar la sabiduría, y de su boca el pueblo buscara la ley; porque mensajero es de Jehová de los ejércitos. ’’  (Malaquias 2:7).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INVESTIGADO Y ELABORADO POR:                                  SUPERVIZADO Y AVALADO POR:

 

LIC: VICTOR DANIEL VELAZQUEZ E.                             DR. GUILLERMO A. OLGUIN SAUCEDO

                    PASTOR                                                                                   APOSTOL

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Regresar al Menu Principal          Regresar al Menu de Estudios          Ir a Estudio Siguiente>>


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=