Ministerios Elohim

Los Siervos Vigilantes

Regresar al Menu Principal          Regresar al Menu de Estudios          Ir a Estudio Siguiente>>


 

LOS SIERVOS VIGILANTES

 

Todos los que tenemos el gran privilegio de entender lo que Dios el Creador Elohim hizo al enviar a su Hijo (Jesucristo) a esta tierra, y como empezó la obra de la justificación y salvación para los hombres.

 

Y después de entender esto, el saber también de lo que hemos sido privilegiados en ser llamados y escogidos para servirle al Señor, en esa gloriosa obra que el empezó. El Señor trajo la semilla y la sembró en una buena tierra, la hizo crecer en sus primeros discípulos, en los cuales hubo, fidelidad, fueron fieles, vigilantes, capacitados para enseñar también a otros las cosas que el Señor les enseñó a ellos.

 

Ahora esa semilla, se ha convertido en una gran viña, y el Señor dice: Mateo 9:37-38A la verdad la mies es mucha, pero los obreros son pocos, rogad al dueño de la mies, que envié obreros a su mies”. Hacen falta obreros, siervos, trabajadores, para la obra del Señor, hemos llegado a los tiempos en que las profecías, en que se levantarán falsos profetas, falsos maestros, falsos pastores, falsos evangelistas, falsos obreros y apóstoles, se están levantando a los verdaderos, los está levantando el Espíritu Santo, y la verdad en la que ellos viven. Y a otros los está levantando el diablo y la mentira, el engaño y la hipocresía  en la que viven.

 

Y una señal para conocer y hacer la diferencia entre los verdaderos siervos de Dios, y los imitadores y falsos siervos, es el verlos vigilantes. Un siervo vigilante es como un atalaya que anuncia la verdad, y cela la verdad, y vigila su vida de tal manera que se abstiene de muchas cosas, por ser íntegro con Dios.

 

El siervo que no es vigilante, miente, engaña, siempre busca lo que le conviene y está a su favor, sirve a dos señores y se sienta en la mesa de los demonios sin darse cuenta, su fe es fingida, se presenta como oveja pero es un lobo rapaz, usado por el diablo, por hurtar y destruir, busca lo suyo propio, desea lo que todos tienen, es envidioso, egoísta y fingidor.

 

El siervo de Dios que vigila primero su propia vida, busca la prioridad que Dios da, quiere el crecimiento de todos los hijos de Dios, vive con ojos de águila, con pies de plomo y con la cabeza metida en el cielo. Con ojos de águila, porque todo lo observa, nada descuida, hace diferencia de lo bueno y lo malo, no se duerme, no es negligente, no tiene flojera espiritual, no cae en cohechos, no se deja influenciar por sentimientos negativos, no se aparta de la verdad, vela por la doctrina y la cela.

 

El siervo vigilante es astuto, es sabio, es inteligente, no lo duerme nadie ni se deja engañar por nadie, “Hijo mío,  si los pecadores te quisieren engañar,  no consientasPro 1:10 

 

Hay ocasiones que consentimos cosas que no debemos consentir, por humildad, por evitar malos entendidos, y tenemos que ser vigilantes aún en estas cosas, porque las zorras pequeñas echan a perder las viñas, Cantares 2:15  Cazadnos las zorras,  las zorras pequeñas,  que echan a perder las viñas; Porque nuestras viñas están en cierne.

 

 

Los siervos vigilantes, saben a quien sirven y como deben de servir:

 

v  Vigilan sus pensamientos.

v  Vigilan los sentimientos de su corazón.

v  Vigilan sus hechos.

v  Vigilan lo que hacen y dicen.

v  Vigilan lo que les corresponde hacer para colaborar con el crecimiento y edificación de la iglesia de Cristo.

 

1.   Los siervos vigilantes son los guardianes y defensores de la iglesia.

2.    Los siervos vigilantes, no se conforman  con dar fruto al 30 ni al 60 % sino que quieren dar más hasta llegar al ciento por uno, son los que saben lo que a Dios le corresponde hacer, Dios no va a hacer lo que a ellos se les puso a hacer, y Dios no quiere que hagan lo que a él le corresponde hacer.

3.    Los siervos vigilantes hacen las cosas que son posibles y a Dios le dejan que haga las cosas imposibles, por eso si Dios no guarda la ciudad, en vano vela la guardia, Salmos 127:1  Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican;  Si Jehová no guardare la ciudad, en vano vela la guardia.

4.    El siervo vigilante, sabe arrebatar las bendiciones de Dios para su vida y su trabajo. Jacob veló la vida de su hermano Esaú, y sabía que no era muy fiel a Dios, y que menospreciaba la promesa de él. Jacob sabia que Esaú se iba a descuidar, se porto como un siervo vigilante que le arrebato la rendición, la primogenitura a su hermano.

5.    Los siervos vigilantes saben arrebatar las bendiciones, tenemos ejemplos en Noe, en José, en Josué, en Daniel, en Maria magdalena, el la mujer de Proverbios 30.

 

 

CONCLUSIÓN

 

El Señor nos manda a ser mansos como una paloma y astutos como la serpiente. Por eso Pablo le dice a Timoteo, ten cuidado de ti mismo y de la doctrina. Así que hermanos estad siempre firmes y constantes creciendo en la obra del señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano, 1 Cor.15:58  

 

Mat. 26:41  “Velad y orad,  para que no entréis en tentación;  el espíritu a la verdad está dispuesto,  pero la carne es débil”.

 

Luc. 21:36  Velad,  pues,  en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán,  y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.

 

Los siervos vigilantes, deben ser los mas despiertos, los mas astutos, los mas hábiles, los mas alertas, los mas sabios e inteligentes de este mundo, por eso devén pedir discernimiento de espíritus y deben de distinguir la luz de la luz, ¡Aleluya!

 

 

 

Sinceramente:

 

____________________________

Dr. y Apóstol Guillermo A. Olguín S.

 


Regresar al Menu Principal          Regresar al Menu de Estudios          Ir a Estudio Siguiente>>


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=